Agricultura Natural

"A lo largo de tres mil años, la humanidad se ha ido apartando cada vez más de la Ley de la Naturaleza, que es la Ley del Universo" Meishu Sama

Nosotros nos alimentamos para mantenernos vivos. Sin embargo, nos encontramos con la irónica situación de que dicha alimentación, que debería preservar la vida, está comenzando a degradarla. Dolencias iatrogénicas es el nombre dado a las enfermedades que surgen a través de los tratamientos con medicamentos; las que surgen del hábito alimenticio, son llamadas enfermedades causadas por la alimentación, expresión esta que tiende a difundirse ampliamente.

En relación con el pasado, las condiciones alimenticias mejoraron mucho, no obstante, y a pesar de haber alcanzado cada año gran progreso la medicina y la nutrición, el número de personas que contraen cáncer, enfermedades degenerativas, neurosis, y otras, han aumentado. Una de las causas han sido los aditivos alimenticios de efecto pernicioso. Pero no solamente ellos, podemos decir que lo terrible de esto, es el hábito de alimentarse fundamentalmente en forma antinatural, generado por la civilización científica y tecnológica moderna de supremacía materialista. Una opinión que se viene diciendo es que nuestro hábito alimenticio, contrario a la Naturaleza está amenazando nuestras vidas.

Por consiguiente, la reformulación del hábito alimenticio y la visión sobre la alimentación es una exigencia en esta época y una gran tarea, en la cual, inevitablemente, debemos empeñarnos para la supervivencia de la humanidad.

Al contrario de esas ideas materialistas, nosotros, practicantes de esta filosofía, comprendemos antes que nada, que los alimentos son gracias de la Naturaleza y regalos de Dios. Juntamente con el sentimiento de gratitud por mantenernos vivos por algo grandioso que está por encima del ser humano, pasamos a tener la verdadera sensación de que "el alimento es vida".

Si percibiéramos la situación real de que la vida es sustentada por la vida, y que el vivir es un permiso que estamos teniendo, llegaremos a ver la visión errónea de la civilización occidental, que intenta incrementar la felicidad de las personas dominando y conquistando a la Naturaleza. Mientras nos basemos en ese tipo de visión, no habrá futuro para la humanidad.

La práctica de la alimentación pura y correcta, basada en las Enseñanzas de Meishu Sama, nos lleva a una comprensión que sobrepasa la parte material, nos hace comprender que la vida es mantenida a través del alimento, o sea, de la alimentación, y nos conduce a la conciencia de nuestra espiritualidad y de su elevación. La tentativa de obtener salud de acuerdo con la manera de alimentarse, es reflejada por el proverbio japonés "La medicina y la alimentación tienen el mismo origen". Hasta las personas que no poseen fe, serían capaces de comprender ese razonamiento.

Siendo así, quisiéramos proponer que nosotros, nos coloquemos en la posición de que: "La religión y la alimentación tienen el mismo origen". Esta expresión muestra el siguiente encadenamiento de principios: "La fe correcta elimina las distorsiones del hábito alimenticio, y el trabajo de corregir esas distorsiones desenvuelve la fe".

trechos extraído del Libro Alimentación - Meishu Sama

Follow us

Lorem ipsum dolor sit amet, consetetur sadipscing elitr, sed diam nonumy eirmod.